Soria

Por Cueva de Ágreda

Hoy nos trasladamos hasta Soria; la ruta propuesta traza un recorrido por el paisaje cárstico del llano soriano, visitando la Patada del Diablo, y se adentra en el rebollar (quercus pirenaica). El rebollo es un roble de hoja marcescente, o lo que es lo mismo, la hoja, que se seca durante el otoño, permanece enganchada en la rama durante todo el inverno, hasta que la nueva, en primavera, la empuja. El rebollar es un bosque de transición entre los climas húmedos atlánticos y los mediterráneos secos

Datos de la ruta

Situación: Moncayo soriano.
Punto de salida y acceso: A Cueva de Ágreda se accede desde el cruce de la carretera de Ólvega a Almazán
Dificultad: Baja Duración de la salida: 3 horas
Distancia total: 11,57 km
Ascenso acumulado: 242 m.
Ruta en wikiloc: Las rutas de Editorial Piolet, gracias a nuestra cuenta org,  son navegables sin necesidad de adquirir wikiloc premium.

Saldremos de la fuente del pueblo, situada en la calle que hace de travesía para ir a Beratón. En verano la sombra de un magnífico chopo cubre toda la placita. Tomaremos la carretera en dirección Ólvega hasta la primera curva, sin cruzar el puente. Entonces la dejamos para introducirnos en un camino situado a nuestra izquierda y, a veinte metros, veremos el hito del GR-260 y el PR-SO-17.
Enseguida alcanzamos el primeo de los bosques de rebollos, en general pequeños. En este primero hay un claro con una bifurcación con hito de madera. Seguiremos por la opción de la izquierda hacia Borobia.
El rebollar se alterna con los sembrados de cereal. Al fondo, la estampa de los molinos de viento coronando la cuerda de la sierra de la Sierra de Toranzo. Llaneamos. Poco a poco alcanzaremos una curva donde el PR se desvía hacia el sur y en 100 metros estaremos en las Patadas del Diablo, un lapiaz. Tiene una interpretación legendaria que, por su forma, las gentes del entorno asocia con la huella del diablo (40 min). Cuando se desata
el viento en invierno, parece el soplido de Superman.

Una vez realizada la visita del paisaje dominado por el erial,
desandamos el camino hasta el primer cruce a la Cueva (55 min).
Allí giramos a la derecha entrando en un carril. Estaremos atentos a las
marcas de pintura. Dejaremos el PR en un cruce (1h 5 min) entrando en el camino más usado. Nos dirigimos a un rebollar, luego a un campo y finalmente a la carretera, donde buscaremos un banco solitario en el arcén.
Cueva aparecerá delante nuestro (1h 20 min). Tomamos la carretera en dirección Beratón. En el otro arcén hay un promontorio que a su vez es un buen mirador del macizo. Allí se ha instalado un panel explicativo de los pisos de vegetación de la sierra, con el cerro San Juan como muestra (1h 30 min).

Cogemos la pista de la izquierda y nos damos cuenta que es el
antiguo trazado de la carretera vieja de Beratón, con su
alquitranado. No la pisamos mucho porque en unos metros giramos
hacia la izquierda para tomar una pista forestal que serpentea por el
rebollar en estado puro, un bosque impenetrable de colores ocres
en invierno, rojizos en otoño y verdes oscuros en verano. El descenso dura poco y empezamos a subir después de una cadena precedida de una derivación por la izquierda (1h 45 min).

Cambiamos de rumbo repentinamente. Poco a poco viramos hacia
el norte por un bosque de ejemplares jóvenes. En un momento llegamos a uno de los parajes más bonitos del Moncayo: el Colladillo (2h 15 min). Buscamos los hitos y los encontramos hacia el NO, el nacimiento de
un breve sendero muy pronunciado que fenece en una pista con
marcas de GR-86. Nosotros buscamos en el descenso la vuelta a
Cueva. Para ello nos tropezaremos con la Fuente del Nacedero, en
una claro donde el río baja manso (2h 25 min). Como quien no quiere la cosa aparece un pinar replantado y luego unos frutales, indicios de que Cueva anda cerca. La pista mejora casi cuando se estrella en
la carretera de Beratón, desde donde nos será fácil buscar la fuente
y la placeta del inicio de la ruta.

No os dejéis nuestro mapa fuera de la mochila o sin cargar en el móvil si optáis por la versión digital!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top